10-06-2020

COVID-19 Y LAS NUEVAS MODALIDADES DE TRABAJO EN LA PROFESIÓN

Crónica de taquígrafos respecto a la forma de trabajo en tiempos de pandemia

CRÓNICA DE FERNANDO CAPODICI

REUNIÓN POR VIDEOCONFERENCIA DEL 5 DE JUNIO 2020

COVID-19 NUEVAS MODALIDADES DE TRABAJO

El señor presidente de la AATP, Víctor González, ha coordinado y ha sido el anfitrión de una videoconferencia a través de la plataforma Zoom, llevada a cabo el viernes 5 de junio último, espacio en el que colegas estenotipistas y taquígrafos de distintos ámbitos deliberativos han podido compartir sus experiencias en cuanto a cómo ha impactado en sus trabajos la situación de pandemia por el conoravirus. La videoconferencia contó con la conexión de colegas asociados y no asociados a la Asociación.
En representación de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, la estenotipista Débora Loreley Fernández nos comenta que tuvieron reuniones comisiones y sesiones, ambas de modalidad remota. Remarca la no utilización de la palabra virtual porque en el caso de las sesiones había presencia de algunos funcionarios, y en el caso de las comisiones algunas se hicieron presenciales y se grabaron y otras se hicieron mediante el sistema Cisco Webex.
Las primeras reuniones informativas en la que los diferentes ministros, secretarios, directores de diferentes organismos nacionales informaban sobre el tema de la pandemia, se confeccionó simplemente informes hasta que la Cámara pudo realizar un sistema de votación tanto en comisión como en sesión, y allí se hicieron comisiones en las que se emitieron dictámen y de ahí en más las tres sesiones que hasta el momento se hicieron fueron en modalidad remota.
El trabajo de los taquígrafos en las comisiones fue realizado desde sus casas, conocido como home office utilizando para reproducir la reunión, tres opciones: el canal propiamente de la Cámara, DiputadosTV, el canal de Youtube también de DiputadosTV y una tercer opción a través de un link en la página de la Cámara de Diputados de Nación. De esa manera se podía seguir la reunión completa, como lo hacemos en forma presencial, o ir trabajando por turnos previamente asignados. La Dirección de Sistemas electrónicos les enviaba un archivo MP3 completo y desde allí se tomaban las ligas.
Las reuniones se tomaban en el horario en que se realizaban. Después de recibido el MP3 y terminar de armar los turnos se enviaban por correo electrónico en un plazo máximo de 24 horas para que un taquígrafo auxiliar compaginara los turnos en un solo documento y luego derivara ese documento a los revisores para mayor agilidad del trabajo. El trabajo final estaba listo aproximadamente cuatro horas después, en el mismo día. A través de la Dirección de Informática, las comisiones suben todas las versiones taquigráficas a la web.
A través de la Comisión de Modernización del Funcionamiento Parlamentario se armó el protocolo de la modalidad de trabajo para la emisión de dictámenes en las comisiones y la votaciones en las sesiones. Cada diputado debió tramitar su firma digital vía VPN, esto significa red privada virtual, que es la manera de brindar seguridad informática.
Antes de las tres reuniones que se realizaron hubo un ensayo con todos los sistemas. En las sesiones la versión taquigráfica se entrega a las dos horas de terminada la reunión. El director Guillermo Castellano en conjunto con las demás direcciones: de Comisiones, de Sistemas Electrónicos, de Informática, y las Secretarías Legislativa y Administrativa, se pudo armar una página específica para los taquígrafos donde se le agregó un reloj para poder guiarse, y que los otros canales no contaban. A su vez, en el recinto había tres estenotipistas registrando todo que, utilizando el software Eclipse para la traducción de sus turnos lo enviaban a modo de backup al resto de los colegas que trabajaban desde sus casas. También el director estaba en la mesa de taquígrafos, con la distancia necesaria, y un estenotipista, que se relevaban cada veinte minutos. El director registraba los cambios de presidente, porque en el video no siempre se veía. Mientras que en la oficina dos taquígrafos auxiliares y el subdirector revisor también brindaban ayuda y sustento a los demás colegas.
Las experiencias fueron positivas, ya que el trabajo salió muy bien y se pudo entregar a las dos horas y se subió a internet. De manera que quedó claramente de manifiesto que los taquígrafos y estenotipistas estamos cumpliendo nuestra tarea que es muy importante y permite dar a conocer el registro de los actos de gobierno y dando fe de lo que sucede en el recinto.

En representación de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación, el estenotipista Leandro Iezzi nos comenta que la dinámica de trabajo es similar a la que se realiza en la Honorable de Cámara de Diputados de la Nación.
En el Cuerpo de Taquígrafos se conforman dos equipos, uno para la registración de las sesiones y otro para la registración de las comisiones. En las sesiones estaban presentes las autoridades de la Cámara más senadores que puedan llegar a ocupar la presidencia en el transcurso de la sesión, el resto de los senadores se conectaban, con la misma plataforma que utiliza la Cámara de Diputados, desde sus domicilios o bien desde los organismos deliberativos de su ciudad de residencia, sea un Concejo Deliberante o una Legislatura provincial. Se acreditaba el acceso del senador al sistema para dar su asistencia y para su votación a través de una delegación del Registro Nacional de las Personas.
Específicamente con respecto al trabajo taquigráfico se armó una lista de turnos con los dos equipos, con dos instancias de revisión para ir cubriendo el trabajo de manera simultánea. La dinámica fue la de mantener el mismo criterio que se utiliza en la modalidad presencial, para poder entregar el trabajo lo más rápido posible y así se pueda realizar la versión taquigráfica lo antes posible. Lo primero que se tuvo que hacer es sincronizar entre todos la hora y así poder coordinar bien los relevos. Se trabajó a través del canal de Youtube del Senado y coordinado el reloj, se hacían los relevos cada cinco minutos y las ligas se las iba coordinando entre los propios taquígrafos por whatsapp.
Para las reuniones de comisiones todos trabajan con la modalidad de home office. Para las sesiones estuvieron presentes las autoridades de la oficina en el recinto, y el resto trabajaba desde la casa.

En representación de la Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires, el Jefe de Taquígrafos Fabián Rivelli nos comenta que la modalidad de trabajo, ante la situación de COVID-19, no difiere mucho de lo expresado por los colegas de Nación. Desde la dinámica interna se trató de no modificar demasiado el esquema de trabajo habitual.
Técnicamente se trabajó con un solo taquígrafo registrando en el recinto, en este caso él mismo, encontrándose presentes las autoridades y seis senadores y los 40 senadores restantes conectados de manera remota. En esta condición en la Cámara hubo dos reuniones. No hubo reuniones de comisión. Todo se fue desarrollando en esta nueva modalidad desde el 14 de mayo último.
La dinámica de trabajo de los taquígrafos fue similar a la presencial, pero en esta oportunidad desde sus casas, para ello se utilizó el canal de youtube, prensa SenadoBA, teniendo en cuenta el reloj de la PC como referencia de relevos y con turnos de cinco minutos. En el recinto al estar presente en todo momento un taquígrafo, remarca la importancia de esa presencia, para ir registrando los legisladores que estaban sentados en el recinto en ese momento como los cambios de autoridades que pudieran ocurrir y lo que la cámara no registre, para diferenciar lo real de lo remoto. De esta manera se vuelca en la versión taquigráfica esa condición particular de diferenciación remota y presencial.
Hubo al principio un debate político sobre si había que sentar a los senadores para poder hacer la sesión y modificar el Reglamento. Había otra postura que marcaba que no era necesario hacer una sesión para modificar el Reglamento, sino que se podía hacer a través de un decreto de la presidencia con el apoyo de los bloques políticos, hay solo dos en la provincia de Buenos Aires. Se decidió hacerlo por decreto de la presidencia por lo cual la primera sesión fue plenamente remota, sin ensayo previo.
Respecto de la primera postura se indicaba que tenían que estar presentes los senadores, dando un quórum mínimo que serían 24, en la provincia de Buenos Aires hay 46 senadores, para modificar el Reglamento en una sesión y a partir de ahí permitir las sesiones remotas. Finalmente se realizó la primera sesión especial donde por decreto de la presidencia se pudo dar inicio a la realización de las sesiones mediante modalidad remota, con la presencia de seis senadores en el recinto, la presidencia, los secretarios legislativo y administrativo, un taquígrafo, una persona de Ujería, dos o tres fotógrafos, y dos o tres personas de informática que proveían el soporte técnico.
El tema del horario es un tema importante como lo mencionó Débora Fernández, que en nuestro caso utilizamos el horario general de la computadora como referencia, y una lista de turnos que indicaría el orden. Los turnos los fui recibiendo por mail, luego de compaginados en la oficina al día siguiente ya se contaba con la versión taquigráfica.
Plantea como debate, no olvidarse que la función del taquígrafo es estar presencialmente, mínimo uno, en situaciones como la actual por la pandemia y aislamiento social, para poder registrar lo que sucede en el recinto, todo aquello que se escapa al video, ya que solo se enfoca al orador, y no las cuestiones de cambio de autoridad, dándole así un aporte y riqueza a la versión taquigráfica y respaldando nuestra función.
En su opinión la modalidad remota es práctica para estas situaciones, pero considera importante la necesidad de que el taquígrafo esté presente en el recinto y de esa manera es cuanto más puede hacer valer su profesión, su formación frente al embate de las nuevas tecnologías.
En representación del Honorable Concejo Deliberante de Corrientes, la taquígrafa Graciela Fernández, nos comenta que durante esta cuarentena tuvieron dos sesiones especiales, a pedido del intendente. El Concejo está conformado por 19 ediles y en cuanto al servicio taquigráfico, no hubo muchos cambios ya que se trabajó de manera presencial como lo hacemos habitualmente, solo que asistiendo la mitad de los compañeros cumpliendo con todos los protocolos de seguridad en cuanto al distanciamiento social, higiene y medidas de prevención contra la COVID-19 en el recinto de la Legislatura, el mismo donde trabajan los colegas de las Cámaras de Diputados y de Senadores de la Provincia. Hace un mes que se está sesionando cada 15 días.
En representación de la Honorable Cámara de Diputados de Corrientes, el taquígrafo Sergio Valenzuela, nos comenta que allí trabajan 12 taquígrafos, pero debido a las restricción de personal esencial, se redujo la cantidad a seis. La modalidad de trabajo es presencial. Previo al ingreso se cumplen los requisitos por COVID-19, donde hay una cabina de desinfección por la que todo el personal debe pasar, también hay dos enfermeros que permanentemente miden la temperatura, hay desinfección permanente del recinto. Se cumplen todos los protocolos.
La presencia de los diputados fue casi total. Se trató la media sanción al proyecto del Código Procesal Civil y Comercial de la Provincia de Corrientes, que es un Código nuevo. Se tomaron turnos de 10 minutos, como se hace habitualmente. Después se realizan en sus casas y envían sus turnos vía mail a los correctores. Esa sesión fue muy positiva ya que cada diputado después de finalizar la sesión nos agradecieron, quedando registro de ello, por la labor desempeñada.
Aclara que en el mismo lugar físico, el mismo recinto funcionan ambas Cámaras, la de Diputados y Senadores, como el Concejo Deliberante. Se dificultó la escucha ya que lo hacían con barbijo.
Desde hace dos sesiones que ya no hay restricciones ya se trabaja con el Cuerpo de Taquígrafos en pleno, y sin problemas, después de que el gobernador pasara a Fase V en la provincia de Corrientes.
En representación de la Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Corrientes, el taquígrafo Omar Tróccoli, nos comenta que la modalidad de trabajo es similar a la de la Cámara de Diputados.
La única diferencia que los senadores son de mayor edad que los diputados, entonces por las exigencias del protocolo de restricciones en cuanto de COVID-19, resultó que de 15 senadores que son, 7 quedaban afuera, por edad o por razones médicas.
Como a partir del lunes pasado entramos en Fase V, estamos asistiendo todos menos el personal que tenga restricciones. En el caso de la oficina de taquígrafos, solo dos menos. Tal como lo mencionó Sergio Valenzuela se cumplen todos los protocolos de higiene y prevención. La asistencia fue con barbijo. La modalidad de trabajo fue totalmente presencial. Ni siquiera se ha tomado en cuenta la posibilidad de hacer sesiones remotas. Por el momento no está previsto en el Reglamento.
En representación de la Legislatura de Córdoba, los taquígrafos Nancy Escobal y Víctor González nos mencionan que el trabajo de comisiones ha sido diferente al de la sesiones. Las sesiones se realizan por Zoom o por Youtube. Las comisiones solamente por Zoom. En el caso de los accesos a la videoconferenia, al igual que los legisladores, se debe ingresar con el ID y contraseña proporcionados, con la restricción de que en las sesiones pueden ingresar cuatro taquígrafos y en las comisiones solamente dos. Se manejan también con el audio oficial que envía la oficina técnica de audio de la Legislatura. La rotación de turnos es cada cinco minutos. En ambos casos. Para las ligas se comunican por medio de whatsappweb para agilizar los tiempos.
El trabajo en sí comienza cuando finaliza la sesión, recién ahí se puede hacer la revisión de los turnos que los taquígrafos pudieron tomar desde el video, una vez recibido el audio oficial. En nuestro caso que no tenemos revisores se les envía por mail a los subdirectores, quienes compaginan y corrigen. A las 24 horas se entrega la version taquigráfica definitiva como se hace habitualmente.
Están teniendo tres reuniones de comisiones semanales, y en el caso de las sesiones en los días y horario habitual. No es así en el caso del Concejo Deliberante donde han tenido sesión una vez por mes y también por la misma plataforma Zoom y con el mismo criterio, se designan dos taquígrafos para que ingresen a la sesión remota. La versión taquigrafíca en ese caso, como la cantidad de taquígrafos es menor, se entrega a las 48 horas.
A modo de comparación, se mencionan dos momentos: momento “0” antes de la pandemia, momento “1” durante la pandemia. La modalidad era presencial antes, y ahora es por home office o teletrabajo. Se resalta en esta última, la productividad. En el momento 0 se realizaban 4 sesiones por mes, y no hubo reuniones de comisión. En este momento 1, medido al mes de mayo, se tuvieron 3 sesiones y 18 reuniones de comisiones. Se observa una demanda laboral más elevada.
Hubo algunos inconvenientes con los audios, donde hubo baches o espacios que no se pudo transcribir. Esto desde las reuniones de comisión. Se dejándose constancia de eso en la versión taquigráfica.
En representación de la Legislatura de Río Negro, la taquígrafa Norma Montenegro nos comenta que en las dos últimas sesiones que tuvieron lo hicieron en modalidad presencial participando todos los taquígrafos, las autoridades (presidente y secretarios), y de los legisladores los presidentes de bancada. Todos trabajando con las medidas de prevención e higiene recomendados. Usando barbijo y demás.
En representación del Honorable Concejo Deliberante de Rosario, el taquígrafo Cristian Illuminati, nos comenta que la modalidad de trabajo remoto se aprobó a través de una ordenanza, en los comienzos de la cuarentena cuando se decretó aislamiento social preventivo y obligatorio, habilitando las posibilidad de hacer las reuniones por videoconferencia, ya sean sesiones ordinarias o extraordinarias.
La primera sesión remota que tuvieron fue el 8 de abril, una sesión extraordinaria, referida a adhesión de leyes provinciales por el tema de la pandemia, se realizó por la aplicación Zoom, con todos los concejales conectados desde sus casas. En el recinto estaba la presidenta y dos taquígrafos. Se cumplió el protocolo de distanciamiento, teniendo cada uno mesa. Se realizó todo el trabajo en esa oportunidad entre los dos.
En la siguiente sesión, la modalidad de trabajo fue repartir el trabajo mediante el audio entre la coordinadora de oficina y una persona mas. Después las sesiones al ser más largas en duración se solicitó que fueran más personas a la oficina para hacer los turno. No se quiso utilizar youtube porque el audio era bastante deficiente, en realidad no se hacía streaming de la pantalla de Zoom, sino de la cámara que enfocaba a la pantalla de la presidenta por lo que el audio no era de buena calidad. Por lo que se trabajó con el audio oficial que facilitaba el personal de Técnica.
Se coordinó los audios de esa manera entre los taquígrafos que estaban presencialmente y los que estaban en sus casas. Luego cada uno le enviaba a la coordinadora sus turnos para que arme la versión taquigráfica.
En la tercera reunión que tuvimos durante esta cuarentena, había dos concejales presentes, por lo que ya era una modalidad mixta desde la asistencia.
Ayer, tuvieron la última sesión con esta modalidad, se encontraban 10 concejales presentes en el recinto, y los taquígrafos, en este caso, fue el Cuerpo completo ya que les resulta más fácil hacer el trabajo presencialmente que de forma remota, sobre todo por lo extenso de las sesiones y complicadas desde las imposibilidades técnicas por los cortes de audio, y las repeticiones que debían hacerse por no escucharse. Incluso los concejales solicitaron volver a hacer las reuniones presenciales, aplicando los protocolos de higiene y de distanciamiento social ya que no estaban conformes con la modalidad mixta, al estar algunos en el recinto y otros mediante Zoom porque los que estaban en el recinto podían interactuar entre ellos y los participantes mediante Zoom no, al tener los micrófonos deshabilitados.